Fraccionamiento.

Usted está aquí El Bosque Country Club » Fraccionamiento

EB_Fraccionamiento01

 

La calidad de tu vida no es algo que deseas alcanzar, es un camino que hay que recorrer”

 

Vivir en un campo de golf está considerado uno de los estándares más altos a nivel mundial, y esto se sustenta en varios aspectos, desde la comodidad de tener el servicio de un club y un campo a minutos caminando o en carrito de golf; hasta el hecho de contar con terrenos que son muy amplios donde además de los metros cuadrados que se compran disfrutamos de ¡todos los metros cuadrados de vista! Las avenidas amplias, las calles pétreas que dan calidez y elegancia, instalaciones ocultas, las áreas verdes que dominan el entorno; todo un ecosistema agradable y bello transmite a la vida diaria una calidad máxima. A veces nos conformamos con lo que tenemos por rutina, pero si damos un paso adelante, veremos que sí era posible vivir mejor y ya no vamos a querer regresar a la vida anterior porque descubrimos que nos sentimos plenos en el nuevo estilo de vida.

 

Estudios en Europa y Norteamérica han demostrado que los vecinos que viven rodeados de paisajes con árboles y vegetación presentan estados fisiológicos más distendidos que aquellos que viven en entornos sin naturaleza. No hay duda de que la experiencia en la naturaleza, la contemplación de paisajes y entornos naturales produce todo un conjunto de beneficios y bienestar a los usuarios de estos espacios. Numerosos estudios han puesto de manifiesto el llamado “efecto restaurador de la naturaleza” que permite a las personas el relax necesario para afrontar una vida de estrés.

 

 

“Las áreas verdes contribuyen a liberar oxígeno a la atmósfera y absorben dióxido de carbono, diluyen la mezcla de contaminantes, filtran gases, absorben gases contaminantes, atrapan partículas de polvo, humo y cenizas que circulan en el aire, además de filtrar y detener vapores y olores desagradables. Por tal razón, vivir en espacios con áreas verdes contribuye en la calidad de vida de las personas. La presencia de vegetación bloquea la radiación solar. Las áreas verdes ayudan a mejorar la calidad del aire, al tener una mejor calidad de aire contribuimos a disminuir enfermedades respiratorias. Permite a las personas sentirse mejor, practicar deportes al aire libre, lo cual es beneficioso para el cuerpo tanto como para el alma”. Carla Bonatti, docente de la Facultad de Enfermería de la U. Andrés Bello.

 

EB_Fraccionamiento02

 

 

La calidad de vida depende de la calidad de tus pensamientos, atrévete a volar a una mejor manera de vivir”

 

 

“Hay estudios que demuestran que vivir rodeados en áreas verdes disminuye la obesidad infantil: tener cerca áreas verdes promueve el juego y la actividad física. Investigaciones previas han probado que entre los niños y los jóvenes, los efectos positivos sobre la salud incluyen una mejor función cognitiva y una reducción de los síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad”(Doctora Janice F. Bell, de la Universidad de Washington en Seattle (EEUU)).

 

 

Nos sentiremos más afortunados si tenemos a la vista un trozo de naturaleza, sólo por el hecho de mirarla pues su contemplación nos relaja subiendo nuestras endorfinas. Los árboles nos permiten descargar nuestra energía sobrecargada. Las personas que viven cerca de zonas verdes se sienten más satisfechas de su vida y se atenúan los sufrimientos psicológicos. Nos permite practicar deportes que nos relajan y aumentan nuestras defensas. Por tanto es efectivo para prevenir enfermedades psicosomáticas como la depresión y la ansiedad .Sobre todo si dedicamos tiempo a la necesaria conexión a la Naturaleza: salir al campo, conectar los pies con la tierra, escuchar sonidos de agua, abrazar árboles, observar los animales y las plantas. Enseñar a nuestros hijos a disfrutarla para infundirles la inteligencia naturalista. Según la teoría del biólogo Edward O. Wilson, nuestra especie necesita el contacto con la naturaleza para sentirse sana y feliz.

 

 

Escoger dónde hacer una casa implica escoger un Estilo de Vida”

 

 

“En cuanto más verde es el entorno que habitamos, menos frecuentes son las enfermedades cardiovasculares y pulmonares, algo que está directamente relacionado con la contaminación, pero también es menor la probabilidad de sufrir diabetes, depresión o trastornos de ansiedad. En cambio, vivir con menos naturaleza alrededor acelera el envejecimiento. los espacios verdes actúan como un amortiguador de las perniciosas repercusiones del estrés en la salud” (Estudio Instituto EMGO de Salud y Asistencia Sanitaria de Ámsterdam).

 

Otros investigadores han demostrado que vivir cerca de la naturaleza aumenta la esperanza de vida. Con todo lo mencionado, podemos concluir que existe una gran diferencia entre vivir rodeado de casas en una zona muy poblada y vivir en espacios amplios, con áreas verdes y árboles. La alta calidad de vida de fraccionamiento con campo de golf, no sólo se refiere a la seguridad, a la comodidad, al glamour y a la belleza de sus avenidas; sino va más allá al