Música.

Usted está aquí El Bosque Country Club » Música

Horario de clases: Martes 4:00pm con Michel y Miércoles 3:00pm con David

EB_Musica01

 

La música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía” - Beethoven

 

Las clases de música permiten aprender la disciplina, la concentración, la responsabilidad, y sobre todo, conectan al ser humano con una parte sutil, las emociones, las sensaciones no visibles, las auditivas y las cuerdas del alma. Conocer un instrumento permite entender la música entera, aprender a disfrutar mejor un concierto o un solo de violonchelo.

 

 

 

En verdad, si no fuera por la música, habría más razones para volverse loco.” - Tchaikovski

 

 

La música tiene el don de acercar a las personas. El niño que vive en contacto con la música aprende a convivir de mejor manera con otros niños, estableciendo una comunicación más armónica. Les da seguridad emocional, confianza, porque se sienten comprendidos al compartir canciones, e inmersos en un clima de ayuda, colaboración y respeto mutuo. La música es pura matemática y facilita a los niños el aprendizaje de otros idiomas, potenciando su memoria. Como comenta la Dra. Montemayor: “ Todos estos beneficios se dan gracias a la profunda estimulación a nivel cerebral que provoca cada una de las ondas musicales, independientemente de los gustos de cada persona. Pero, si además de ser sonidos estimulantes, son de su agrado, el cerebro manda de manera inmediata sensaciones de placer y bienestar por medio de la segregación de algunas sustancias, las dopaminas,( causa esa sensación de placer y satisfacción, e incita a las personas a alcanzar los objetivos)y las endorfinas (generan bienestar)”, señala la experta. Ejemplo claro de esto, es el buen humor de las personas que inician su día escuchando música en sus lugares de trabajo y cambian la actitud de los que no lo hacen: “Escuchar música clásica o estimulante, ocasiona que el oyente vea las cosas de otra manera, en la mayoría de los casos, de forma positiva, lo cual lo motiva a realizar sus actividades de manera menos tediosa y más efectiva”, explica la especialista.

 

“El cerebro, se sensibiliza con la música estructurada como la clásica. Esto, independientemente que al individuo le guste o no esté género. La música es como un gimnasio para el cerebro, ya que aumenta la comunicación neuronal, la elasticidad y la plasticidad del órgano. Escuchar ritmos que no son del agrado de las personas, por un largo tiempo, activa las hormonas que generan el estrés. Para dormir o relajar, es una buena herramienta escuchar sonidos clásicos, lounge, de chelo o de la naturaleza. Escuchar melodías suaves y a buen volumen, disminuye la presión arterial”. Georgina Montemayor, catedrática de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)

 

 

 

La música del Alma puede ser escuchada por el Universo” – Lao Tzu

 

 

Está científicamente comprobado que la música, reduce el dolor, diluye la ansiedad y estimula la alegría, así como favorece la concentración: “Cierto tipo de música, particularmente la clásica, y aún más específicamente las piezas barrocas de compositores como Hendel y Bach, auxiliarán a tu mente para concentrarse y organizar información con mayor destreza.”. Psicólogo clínico Jonas Vaag, miembro activo del Nord-Trøndelag Health Trust, en Noruega.