Pintura.

Usted está aquí El Bosque Country Club » Pintura

EB_Pintura01

 

Me gusta una pintura que me hace querer pasear en ella” – Pierre-Auguste Renoir

 

Pintar es un sueño, es crear y ver la creación que dura a través de los años, es recordar un época, un sentimiento, un momento; es plasmar y leer la vida. Es hablar de lo sutil inexistente, lo que quiere decir el alma. Es vestir este mundo de imágenes y de sensaciones desde el corazón del pintor y para deleite del observador; es compartir una visión, es pintar la pasión por el color y la forma, por el concepto y la interpretación, por la idea de mundo que queremos promover. Lograr que pintar sea el reflejo puro del alma, que se vuelva trascendente y eleve a todo el que la descubra, este es un gran reto del artista.

 

Pintar nos ayuda en nuestro ámbito comunicativo, ya que nos permite expresar de forma diferente lo que sentimos, lo que queremos, nuestra visión sobre algo, etc. A través de la pintura se pueden manifestar múltiples sentimientos, emociones y pensamientos. El uso de diferentes utensilios necesarios para pintar, como lápices, carboncillos o pinceles, ayuda a desarrollar la motricidad fina, especialmente en los niños. El manejo y agarre con las manos se va perfeccionando a medida que se trabaja esta capacidad.

 

 

Contra toda opinión, no son los pintores sino los espectadores quienes hacen los cuadros” – Marcel Duchamp

 

 

La pintura favorece la concentración, y nos ayuda a adquirirla, ya que cuando pintamos debemos estar centrados en lo que queremos transmitir, y no en otras cosas. Es una forma de estar despejados, tranquilos, trabajando con nuestro cerebro y divirtiéndonos al mismo tiempo.

 

Para los niños es muy recomendada, pues ayuda al desarrollo de su individualidad y de su autoestima, fomenta una personalidad creativa e inventiva, desarrolla habilidades para resolución de problemas, organiza sus ideas, estimula su comunicación (la hace más efectiva), favorece la expresión, la percepción, y la organización, favorece la expresión de los sentimientos además de tranquilizar.

 

 

Sueño mis pinturas y luego pinto un sueño” – Vincent van Gogh

 

 

Crear pinturas y vivir rodeado de obras, ambas actividades animan al espíritu y complementan la vida de las personas que gustan del deporte; digamos que la pintura y la música son también deportes del alma.